FANDOM


"- Cuando un león ruge, todos los animales callan-" Wilhelm molesto con el cotilleo.

Historia

Nacido en el 1180 descendiente de Oto I y hijo de Wilhelm III, es considerado igual de importante que Konrad I, pues logro de restablecer la autoridad imperial que se había perdido en los reinados de los von Ostromürg. Comprometido desde su nacimiento con Margott Wolfgang, demostro ser un verdadero líder. Derrotando a muchos enemigos que amenazaban las fronteras del Imperio, como el terrible Garimir de Azorvia.

Paso parte de su reinado en mantener su poder y expandirlo por los territorios, recordando a los vasallos que él era la auntentica autoridad en toda Ozmanatria. Siempre acompañado por su esposa Margott, incluso en las batallas, era un hombre severo que no contemplaba más que la efectividad y imitando la usanza de Konrad I de utilizar la espada en vez de la voz, logro unificar a gran parte del Imperio a excepción de la república de Trambürg que veía con ojos desafiantes a Wilhelm.

Su hijo Ludwig

En su juventud, el matrimonio no le parecía y se iba con sus amantes. Dejando a su esposa en un segundo plano hasta que ella lo desafío a una competencia de arco, si ganaba, debía abandonar a todas esas damas. Algo que logro, a excepción de Imara que estaba embarazada (Hacia tiempo que Wilhelm había tenido a sus dos hijos, Iván y Ursula, los mayores).

Pero no quería dejar sola a esa jovencita que tantas alegrías le había dado, y ese retoño suyo era una gran noticia para él. Ludwig fue recibido en la corte de su padre en buen grado de los cortesanos y sobretodo por Estuard, el Mariscal, que veía en el niño una gran fuerza. Al tiempo que crecía era adoptado como escudero del mariscal y lo acompañaba en sus aventuras, dandole ese apetito de aventudero.

Su enfermedad

Con la vejez, además del cansacio llego tambien una extraña afleción en su cuerpo. Unos extraños moretones muy violetas que sumado a su palidez no presagiaba nada bueno, por mucho que los médicos trataran de ayudarlos ninguno pudo lograrlo haciendo que la enfermedad consumiera el cuerpo del emperador, absorviendole la vida a la edad de 70 años. Haciendo que el inepto de su hijo, Iván, tomara el cargo de reinar.